lunes, 7 de julio de 2014

¿Estás tomando la Biblia “demasiado en serio”?


Alguna vez oí a alguien decir: “Cuando tengas que tomar decisiones entre el bien y el mal, imagínate que estás parado frente al Trono de Juicio de Cristo. El pecado perderá su encantamiento.”

Entonces, cuando tengas que pararte delante del Señor en tal día grande y terrible, me pregunto si…

-Te avergonzarás de haberte vestido con “demasiada modestia” y de haber cubierto tu cabeza con un velo (en el caso de ser mujer).

-Te avergonzarás de no adornarte con joyas, alhajas, ni maquillaje (en caso de ser mujer).

-Te avergonzarás de haber amado “demasiado” a tus enemigos al punto de parecer un tonto que se deja pisotear.

-Te avergonzarás de haber permanecido puro(a) y fiel a tu primero(a) y único(a) cónyuge, aún si tu cónyuge no fue puro(a) y fiel (o de arrepentirte de no haber sido fiel y puro, para ahora sí serlo de ese momento en adelante).

-Te avergonzarás de ser “demasiado cuidadoso” con la clase de música que escuchas.

-Te avergonzarás de ser “demasiado estricto” por abstenerte de todas las formas de diversión mundana (como los cines, los conciertos, los parques de diversión temáticos, etcétera).

-Te avergonzarás de haber compartido la Verdad con alguien aun cuando al hacerlo ofendiste a dicha persona y quizás en algunos casos hasta te costó el haber perdido la relación con esa persona.

-Te avergonzarás de haber “dado demasiado” a aquellos que lo necesitaban.

-Te avergonzarás de haber “gastado mucho de tu tiempo” con los ancianos y los solitarios.

-Te avergonzarás de haber permanecido puro(a) antes de casarte. O te avergonzarás de ni siquiera haber tocado al sexo opuesto antes y fuera del matrimonio.

-Te avergonzarás de haber sacado de tu hogar todo artículo innecesario.

-Te avergonzarás de haber vivido una vida sencilla (privándote de cosas) para poder aprovechar tu dinero y tiempo libre para ministrar a otros.

¿O más bien te avergonzarás de no haber hecho todo lo anterior?

¿Estás tomando la Biblia “demasiado en serio”? ¿Qué no son demasiado serias todas las cuestiones de vida o muerte? ¿De verdad creemos que Jesús es el Señor? Si así es, entonces TODA área de nuestra vida tiene que reflejarlo. Sí no lo crees, entonces sigues un paso atrás.


-Joanne Smith (Traducido por Josué Moreno)